13 may. 2016

Nacida Para Luchar (2) – Tara Brown

Segundo libro de la trilogía Born, publicado en 2013. Tras haber sido atrapada durante el rescate de las mujeres en el criadero Em despierta encontrándose atada a una superficie metálica y con un punzante deseo de venganza. Tendrá que idear la forma de escaparse y correr en busca de sus enemigos, aunque la empresa represente un esfuerzo titánico para alguien en estado de convalecencia como ella. Han transcurrido varios días (semanas quizás) bajo los efectos de medicamentos desconocidos, mientras es retenida como conejillo de indias por un cuerpo médico que experimenta formas de reproducción humana.

La somnolencia causada por los fármacos resta efectividad a sus torpes intentos de asesinar al cirujano que le administra drogas por vía intravenosa. Una vez se deshaga de él saldrá al encuentro de Leo, su fiel lobo, y al rescate de su amiga Ana que también se encuentra aprisionada en el mismo antro.

Mi puntuación:


Al cabo de superar un sinfín de obstáculos Emma logra huir del centro médico para reencontrarse con sus amigos. En medio de su estampida tiene la ocasión de entrevistarse con un viejo conocido de su padre que le revela su verdadera procedencia y los antecedentes que provocaron la mutación de los humanos en zombis. Estos hallazgos se suman a los motivos que Em tenía para planear su venganza y ahora nada le detendrá.


En fin… la segunda parte se me antojó tan floja como la primera. Debo decir a favor que en el segundo libro se proporcionaron más detalles de lo sucedido diez años atrás y cómo fue que la tierra se pobló de zombis, sin embargo la narración se enfoca principalmente en las peripecias de la persecución de una manera redundante. Primero fue la escapada de Em de la clínica, este recuento se llevó un cuarto del libro aproximadamente, y cuando el lector cree que la escabullida llegó a su fin, muy a su pesar, se percata de que recién empieza; el encuentro con sus amigos sólo significa que la correría continúa, sólo que esta vez, en compañía (a esta altura de la lectura dan ganas de arrojar el libro al fuego). A excepción de contadas escenas que marcan un punto de interés la obra en sí no es otra cosa que un prolongado intento por llevar a cabo una venganza.

La protagonista, como ya habíamos apuntado anteriormente, pese a su corta edad, falta de preparación y de experiencia cuenta con la pericia y la frivolidad (para matar a quien se ponga en su camino) de un redomado fugitivo. Este detalle simplemente no cuadra, una chiquilla que pasó su niñez bajo la custodia de su abuela leyendo libros de literatura a la luz de una fogata, y posteriormente vivió en solitario por una década evadiendo todo contacto humano; simplemente carece de conexión alguna con la adolescente astuta y taimada que ejerce como cabecilla de una cuadrilla de 'rebeldes' aldeanos residentes de la zona. En contraste (en un escandaloso contraste) el triángulo amoroso apunta a una lectura adolescente, es decir, ¿qué pasó con la aguerrida campeona que siempre tiene un plan trazado para ejecutar un rescate, una escapada o volar un edificio? ¿Ahora cae presa de la inseguridad en discusiones infantiles con su novio?


En conclusión creo que pasaré del tercer libro.

Nacida (1)


No hay comentarios:

Publicar un comentario