4 jul. 2016

Mi nombre es Raro Thomas (1) – Dean Koontz

Publicada en 2003 y traducida al español en 2007, este es el primer tomo de una saga de diez. Raro es un muchacho de 20 años que trabaja como cocinero de comidas rápidas en Pico Mundo – California. Además de sus artes culinarias Raro cuenta con una facultad sobrenatural que pocos conocen, él puede establecer contacto con los muertos y con y las sombras fantasmales de su ciudad. Gracias a su habilidad Raro coopera regularmente con el jefe de policía Wyatt Porter para dar con el paradero de malhechores en fuga.

Estando en su sitio de trabajo Raro advierte la presencia de un sinnúmero de sombras fantasmales que se arremolina alrededor de uno de los comensales del restaurante. El sujeto no detecta los entes que lo acechan pero Raro sabe que ellos están presentes cuando alguien está a punto de morir o ante una catástrofe inminente. Raro decide entonces seguirlo secretamente hasta su casa donde descubre que Robert Robertson planea un asalto masivo a la ciudad de Pico Mundo para el 15 de agosto.

Mi puntuación:


El nombre del protagonista viene de la traducción del inglés de la palabra 'Odd' (Raro), y aunque el juego de palabras no aplica al español el nombre Odd es el resultado de un error ortográfico durante el registro de su nombre, pues sus padres querían llamarlo Todd o Dodd, pero el encargado de turno omitió la primera letra del nombre quedando Odd solamente; se asume que el término pretende describir el carácter inusual del personaje.

El propósito de Raro será evitar la catástrofe que se avecina, pero al parecer no es tan sencillo, pues al cabo de arduas pesquisas para aproximarse al sospechoso y acorralarlo un evento desconcertante suspende la operación, obligándole a replantear la búsqueda desde el comienzo; sólo que con el agravante de que ahora el tiempo se agota.

El libro tiene un comienzo brillante: Justo cuando Raro se dirige a su trabajo en la mañana se encuentra con Penny Kalisto, una niña de 12 años que lo esperaba fuera de su casa para conducirlo hasta Harlo Landerson, su violador. Raro emprende la persecución hacia el agresor hasta ponerlo bajo arresto; sólo hasta ese momento nos damos cuenta de que Penny ya estaba muerta cuando abordó a Raro camino al restaurante. Con este episodio y sin mucho preámbulo el autor introduce al lector en la acción de su relato, medida que dejará al lector prendado desde el principio de la lectura.

Otro acierto de Koontz con este libro es cuando en mitad de la investigación de Raro para identificar a Robert Robertson y cómo ejecutará la masacre en Pico Mundo, éste último sale de escena de manera abrupta dando la impresión de que el caso ha quedado convenientemente resuelto y que la narración ha llegado a su fin. Pero no...; hay más sorpresas…

El final del libro es de lo mejor de la narración, por un lado tenemos el final que esperamos como sucede en todas las obras, y por otro acontece un suceso inesperado y triste que cierra con acierto la obra.

El único punto susceptible a mejora según mi percepción, es la duración de algunas escenas que alargan de manera innecesaria la trama y yo, particularmente, suelo perder el entusiasmo cuando la narración queda suspendida en capítulos extensos que redundan en las mismas secuencias durante un tiempo prolongado.


Con todo, la prosa de Koontz es de las mejores que he visto, el escritor demuestra un gran adiestramiento a las letras y es por mucho uno de los mejores autores que he leído. Este es el segundo libro que leo de Koontz y me ha gustado más que el primero La Máscara, ahora mismo estoy en busca de los siguientes libros de la saga Odd Thomas.


2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Nos es del tipo de libros que suelo leer pero la verdad es que me llama mucho la atención tu reseña, así que me apunto el libro ^^
    ¡UN beso, nos vamos leyendo!
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, cuando lo leas me cuentas que te parece ;)

      Eliminar